jueves, 6 de noviembre de 2014

Booh! susto o trato!


Y con Halloween, mi hija montó en casa una fiestita con sus amiguitos "muertos" o "casi vivos". Se hicieron unos maquillajes super bonitos. La verdad, que también se portaron genial, y al dia siguiente muy responsablemente se recogió todo. Y tan contenta me puse, que me inspiré con un par de fotos que se hicieron con la Polaroid, sí sí , una Polaroid de verdad. 

Como son en blanco y negro, pensé en darle colorido al fondo, y escogí la tinta roja para espraiar, rollo sangre. Si os fijáis veréis por debajo de la tinta, un poco de gesso, lo puse al principio para dar textura. La primera capa la espraié y la difuminé con una toallita, y después ya rocié directamente con el rojo. Creo que todavía puedo añadir más rojo a las bondas, para un efecto sangre más cantón. Todavía tengo algunas dudas sobre si espraiar directamente o bien mezclar la tinta con gesso para darle volumen a la "sangre"...

Los gatitos , fantasmas y calabaza son de goma eva, y el clip-saxo que véis más arriba, es por que mi hija empezó a tomar clases de este instrumento, y su amiga toca el violín (me falta encontrar uno!).

Veréis que he añadido unos pespuntes en rojo encima de las blondas de papel, nunca lo había probado antes.. me encanta!. También es un símbolo, por que la prota del L.O. ha empezado a estudiar diseño de moda, y ya hace sus primeros pinitos con la aguja. ¡Estoy muy orgullosa!.

Ànim, Mireia, segur que anirà tot molt bé!.